Nadar en verano

09 julio Jesús 0 comentarios

Alonso en la piscina
Alonso en la piscina
El primer curso escolar ya terminó, y a decir verdad ha resultado ser un gran curso en el que mi bebé a pasado a ser un niño.

Lo cierto es que ha sido divertido, y la evolución de Alonso ha sido espectacular en muchos aspectos. Entre los 'peros', si he de poner alguno, me quedaría con que todavía no vocaliza todo lo bien que debiera y que lo hemos visto mucho más 'verde' en natación que otros compañeros y compañeras de clase.


El tema de la pronunciación nos ha preocupado todo el curso, así que se lo hemos hecho saber a su tutora y esta ha llevado a Alonso al gabinete psicopedagógico (creo que se dice así ¿no?). El caso es que en ambos casos han realizado una valoración del estado del niño y llegaron a la conclusión de que Alonso es un niño muy maduro para su edad que, aunque un poco por detrás de la media, evoluciona correctamente en el aspecto del habla. Si el año que viene no evolucionase correctamente se volvería a valorar por si necesitase apoyo de un logopeda.

En cuanto al tema de la piscina... bueno, el día que acabó el colé nos propusimos seriamente llevar al niño a la piscina muchísimas veces y acompañarle para que fuese cogiendo más 'soltura' en el agua.

... pero la realidad es otra. Vivimos en Galicia. Eso significa que casi nunca hace día de playa o piscina. Y si alguno nos viene con buena temperatura suele ser siempre en días laborables. Así, tan solo hemos podido ir un día a la piscina y otro a la playa.

Sin embargo, hemos conseguido que nade todos los días 1 hora de lunes a jueves. ¿Qué cómo? Pues en el campamento de verano.

El propio colegio de Alonso ha organizado un campamento de verano en el cual tienen, entre otras actividades: informática, inglés y piscina, todos los días de lunes a jueves. Y el viernes una excursión.

Asi que, por lo que cuenta cuando viene a casa parece que la hora de nadar sigue siendo uno de sus momentos preferidos del día.