Las guerras y su efecto en los pequeños

06 marzo Jesús 0 comentarios

Cualquier padre lo entenderá, pero yo cada vez que veo países guerra en las noticias pienso en el miedo que deben de estar pasando todos los padres que viven allí. Y es que el peor miedo no es lo que te pueda pasar; lo peor es lo que les puede pasar a tus hijos.




Me vais a permitir que, con motivo del vídeo que acaba de publicar la organización sin ánimo de lucro Save the Children, cambie hoy un poco el tono de mi artículo.


El instinto protector natural

Cada día velamos por que nuestros pequeños vivan felices y casi les fabricamos una burbuja protectora en la que no permitimos entrar penas ni desesperaciones.

Es instintivo. Es natural. Sabemos que tarde o temprano la vida busca el equilibrio y le irá mostrando como otra parte de la vida. Y si las cosas ocurren en su justa medida y a su tiempo, solemos saber reaccionar y ayudarles a superar esas dificultades.

De repente algo cambia

Sin embargo, en ocasiones, las estrategias políticas, las luchas de poder (frecuentemente basadas en disculpas religioso-ideológicas) o simplemente la avaricia económica de algunos, hace que nuestro mundo se rompa en mil pedazos.

No nos engañemos, las guerras son provocadas , pues poca (o ninguna diferencia) hay entre hacer que algo ocurra o evitarlo cuando se puede.

El miedo de los padres

Los padres somos así. Estoy seguro de que todos los padres y madres estarán de acuerdo conmigo en que el peor miedo no es lo que me pueda pasar a mi. En realidad, lo que nos aterroriza es lo que les podrá pasar a nuestros pequeños.

No es un acto de heroísmo. Es lo natural. Es instintivo. Los queremos y nos preocupa más lo que les pueda pasar a ellos que nuestra propia integridad. Algunos lo llamarán instinto de perpetuación de la especie. Yo lo llamo amor de padre.

Save the Children y la vida de los niños en una guerra.

Save the Children acaba de lanzar un video para mostrar como los conflictos de los mayores destrozan la vida de los más pequeños.

En el vídeo se muestra un segundo diario de la vida de una niña durante un año. Empieza en su cumpleaños y termina en el siguiente cumpleaños.

Durante ese año estalla la guerra y se ve como una niña normal pasa a ser una víctima de la guerra de los mayores y su vida cambia radicalmente a peor.

Save the Children trata de concienciar a la gente de que los conflictos tienen estas consecuencias y, "aunque ahora mismo no esté pasando aquí mismo no significa que no esté pasando en muchos sitios en este mismo momento". En concreto tratan de llamar la atención sobre lo que está pasando con la población Siria (que cumple ya tres años de conflicto), pero podría aplicarse a cualquier situación bélica.

El vídeo no tiene desperdicio