Cumpleaños infantiles: ¿se nos están yendo de las manos?

28 marzo Jesús 0 comentarios

Las fiestas de cumpleaños infantiles ya no son lo que eran, de eso no cabe duda.

Lo que es más discutible es si ahora son mejores o peores que antes.

Yo no creo en el blanco y negro.

Yo soy más de grises... o si es posible de colores.

Formas de celebrar un cumpleaños infantil


Las cosas cambian y esto siempre tiene ventajas y desventajas, pero no está de más analizar de vez en cuando que estamos haciendo con las fiestas de cumpleaños, compararlo con lo que hacíamos de pequeños y, en definitiva, ser críticos con nosotros mismos para que no se nos vayan de las manos.



Los cumpleaños infantiles de antes

Todavía recuerdo como cuando los cumpleaños infantiles eran pequeñas fiestas familiares con algunos amigos.

Fiestas de gusanitos, tarta de galletas maría con chocolate (casera "of course") y piñata.

Sin duda el cóctel estrella de estas fiestas era la cocacola con fanta de naranja: nuestra primer acercamiento a la coctelería.

El placer de mojar las patatas fritas y los gusanitos en los refrescos. Eramos pioneros. Hacíamos cocina fusión antes incluso de que existiese este término.

Nuestros padres eran valientes (aunque tampoco tenían muchas más opciones la verdad). Metían a una jauría de niños en casa. En el mejor de los casos los llevaban a un chalet, pero en la mayoría de los cumpleaños se hacían en el mismo piso dónde vivía la familia.

Luego les daban una sobredosis de azúcar... así... como para encender la mecha... y los dejaban que "desbravasen" por la casa.

Visto ahora, con la perspectiva del tiempo, me parece que más que valientes nuestros padres eran unos insensatos. Pero el caso es que las cosas salían bien y casi nunca pasaba nada grave. Un mueble roto, algún lesionado leve... pero nada grave.

Recuerdo heroicidades de mis padres como la de meter a medía clase (que entonces eran de 40 alumnos) más primos e hijos de amigos en un piso de 125 metros cuadrados para celebrar un cumpleaños (piñata incluida).

...venga, lo reconócelo, tu también te estas acordando de esta canción ;)



Cumpleaños infantiles en el siglo XXI

Pues, cómo decían los Presuntos Implicados "cómo hemos cambiado". Ya nada es lo de antes y ahora los cumpleaños son... otra cosa.

Diversidad infinita en los cumpleaños... o casi

La primera palabra que me viene a la mente cuando pienso en los cumpleaños infantiles de hoy en día es "diversidad". Hay cumpleaños para todos los tipos.

Piscinas de bolas

Me refiero a los típicos parques con toboganes, piscinas de bolas, inchables... Sin duda son los que más proliferan y hace algo más de una década tuvieron su boom.

Son un modelo de negocio que, aunque puede variar sustancialmente de un local a otro, en esencia siguen la misma fórmula: juegos, animadores infantiles, merienda, tarta, regalos, juegos y golosinas al salir.

Estos son, sin duda, los favoritos de Alonso. En concreto le gustan los de la cadena Spring (muy recomendables)
Piscina de bolas


Futboleros

En España el fútbol es un deporte que levanta pasiones hasta tal punto que a menudo genera fanáticos. No voy a meterme aquí en la presión que en ocasiones se genera en los hijos por parte de los padres futboleros (...que yo he llegado a ver verdaderos "dramas" porque un niño entraba en el segundo equipo del colegio y no en el primero). Pero analizar esto merecería un artículo a parte (que lo haré)

De cualquier forma, si es el cumpleañero al que realmente le gusta el fútbol, en este tipo de cumpleaños tendrán una oportunidad para celebrar su cumpleaños disfrutando de su deporte favorito.
Fiestas de cumpleaños para los futboleros


Salón de belleza

Obviamente, al ser padre de niño, no conozco de primera mano estas fiestas. Por lo tanto no voy a opinar al respecto de si las niñas se lo pasan mejor o pero me siento obligado a dar mi opinión respecto al concepto de este tipo de celebraciones.

Me parece que este tipo de fiestas de "Princesas por un día" son en realidad un paso de gigante hacia el pasado en la lucha de las mujeres por una igualdad efectiva.

Pero además me parecen un tanto discriminatorias pues, aunque a algunos propietarios de estos locales se les llena la boca al afirmar que "aquí también admitimos niños", lo cierto es que es más fácil ver un coche eléctrico aparcado en las plazas reservadas para ellos que un niño en un salón de belleza de "princesas"

Fiesta de Princesas
En la foto (de la galería de Beauty Party en A Coruña) se ven a un grupo de niñas y niños en su "momento relax" del salón de belleza.


A caballo

Conocí esta nueva tendencia (nueva al menos en A Coruña) hace unos 6 meses y la verdad es que me sorprendió gratamente.

He de decir que por ahora solamente he ido a uno de estos sitios que celebran cumpleaños temáticos con caballos: Finca Abrigosa.
Salida a caballo en un cumpleaños infantil
Salida a caballo en un cumpleaños celebrado en Finca Abrigosa

Entre los contras diré que la parte de la celebración clásica (merienda, tarta y regalos) tiene que mejorar un poco en su organización y en sus instalaciones. Lo veo demasiado casero y escaso. Se nota claramente que su fuerte no es la celebración de fiestas, pero también es cierto que están mejorando rápidamente en este aspecto.

Esto se ve compensado con creces con la experiencia que viven los niños (...y los mayores... que a menudo también podemos montar a caballo ;) ) 

Los niños aprenden en estas fiestas a estar en contacto con los animales, a respetarlos y a comprenderlos.

Además, aprenden las primeras nociones básicas de montar a caballo. Primero les enseñan en el interior y practican un rato. Luego, si el tiempo de Galicia lo permite, salen a dar una vuelta con los caballos por los caminos del bosque cercano.

Me ha parecido original, enriquecedor y divertido.


En el spa

Ayer, por primera vez acudí a uno de estos cumpleaños... bueno... no. Lo que hice en realidad fue dejar a Alonso en uno de estos cumpleaños e ir a buscarlo auna pizzería 4 horas más tarde.

Lo que menos me gustó de este cumpleaños fue que los padres no podemos acceder al recinto donde se encuentran los niños hasta que estos salen y van a otro local a seguir celebrando el cumpleaños. 

Pero lo cierto es que los niños se lo pasaron genial.

El cumpleaños fue en la Casa del Agua de A Coruña. Allí les hacen un circuito por distintas piscinas del spa en las cuales se divierten un montón. 

Luego los llevan a un Pizza Móvil cercano (que sinceramente no es el mejor sitio para celebrar un cumpleaños de más de 20 niños... pero hizo su función).


Como no lo puede ver directamente le pedí valoración a Alonso:
  • Spa: 10/10
  • Pizzería: 6/10
Más claro agua (... concretamente la del spa)


El cine

Aunque todavía no lo he vivido en "mis carnes" de padre (pronto me tocará) me temo que es el siguiente paso después de los cumpleaños organizados con animación y actividades.

Sinceramente: me da un poco de pereza tener que ir al cine con una cuadrilla de niños a NO ver una película.

Cuando veo a esos padres en el cine, sentados junto al pasillo y turnándose para levantarse cada 2 minutos a llevar a algún niño a hacer pis (o caca) no puedo más que admirarlos a la vez que pienso: "espero que a mi no me pillen en estos saraos".

Estas cosas creo que es mejor delegarlas en profesionales que saben lo que se hacen.
Alonso en el cine
Alonso en el cine en el verano del 2012
¿A que hay muchas formas de celebrar el cumpleaños?

...pues aún hay más. Lo que pasa es que estas son las que más de cerca me han tocado y por lo tanto las que me atrevo a comentarte.


 Cumpleaños familiar

En un punto a parte te voy a hablar de la celebración familiar del cumpleaños.

Porque seamos sinceros: la celebración en estos locales suele ser para los amigos y amigas... pero en el mundo también hay primos, tíos, abuelos... que quieren pasar un día de celebración con los peques.

En muchas ocasiones se trata de unir ambas celebraciones de forma que familia y compañeros acuden al cumpleaños en cuestión.

Pero otros valientes (como nosotros) reservan un día para la celebración con los amigos y otro para la familia (que entre primos, tíos, abuelos y demás nos acabamos juntando unos 15)


 Generar recuerdos

Para acabar me gustaría señalar lo que realmente es importante para que no perdamos el foco y que con tanta oferta no se nos vaya de las manos y acabamos haciendo de los cumpleaños las nuevas comuniones (que todo el mundo sabe que son, a su vez, las nuevas bodas).

Lo verdaderamente importante, lo que verdaderamente queda y perdura no son los regalos ni la tarta: son los recuerdos.

Ese es, en mi opinión, el verdadero sentido de celebrar un cumpleaños infantil: que el día sea agradable, especial y que al final quede un recuerdo entrañable que acompañe al niño durante mucho tiempo.

No te equivoques. Para esto no hacen falta caballos, salones de bellezas ni piscinas (de bolas o con spa). Esos recuerdos ya los tenemos los que celebrábamos el cumpleaños en casa y mezclábamos Fanta con Cocacola para mojar los gusanitos en el cóctel.

...¿y tu cómo se lo celebras? Te espero en los comentarios.