Redes sociales: ¿a que edad deben empezar los niños?

15 octubre Jesús 0 comentarios

Ya son 11 añitos los que tiene Alonso (¡Cómo pasa el tiempo!) ...y mi niño empieza a tener ganas de ser cada vez más independiente.

Aún es muy niño y yo lo sé. Pero él no lo sabe.

Este fin de semana fue a un cumpleaños de esos de cine y burguer.

Cuando lo fui a recoger vi que muchos niños y niñas del cumpleaños llevaban smartphones. Alonso no lo llevaba.

Pero lo que me preocupa no es que los niños tengan smartphones. De hecho Alonso lo tiene desde hace tiempo.

Lo que me preocupó fue la forma en la que lo utilizan y cómo sus padres ni siquiera se han molestado en configurarlo de forma segura para un niño de esa edad.

Una cosa es que tengan un teléfono móvil con ciertas aplicaciones y juegos y otra muy distinta es ver a niños y niñas de 10 y 11 años con YouTube en el móvil, con WhatsApp y hasta con Instagram.

Uso de redes sociales por menores de 14 años


Su primer smartphone

Este verano le compramos un móvil, pero este no era su primer móvil.

Todo empezó con un reloj

Hará ya 4 o 5 años que le compramos un reloj de agujas con tres botones.

Bueno, eso era lo que parecía.

En realidad esos relojes llevan una SIM de teléfono dentro y sirven para 3 cosas:

  1. Poder llamar a tres teléfonos con cada uno de los botones (mamá, papá, abuelo)
  2. Poder recibir llamadas de los teléfonos que configuren los padres.
  3. Estar geolocalizado en todo momento a través de una app propia del reloj.
Técnicamente ese fue su primer teléfono móvil.

Reloj con SIM para llamadas a familia y geolocalización de menores

Su primer iPhone (heredado)


El año pasado fue a un campamento de surf. Eran solamente 3 días, pero era su primera vez fuera de casa.

En el campamento les dejaban llevar teléfonos móviles para hablar con la familia. Pero eso sí, se los requisaban y se los devolvían solamente media hora al día para que llamasen a casa.

Por aquel entones teníamos un antiguo iPhone 4 que obviamente ya no utilizábamos, pero que estaba nuevo.

La ventaja de que llevase ese teléfono es que, además de hablar, podíamos verlo por FaceTime.

A partir de aquel campamento Alonso ya tenía teléfono.

Su primer smartphone nuevo

Este verano pasado ya vimos que el iPhone no daba para más. A pesar de no tener ni un rasguño (porque la verdad es que cuida muchísimo sus cosas) el sistema empezaba a ir lento y algunas aplicaciones iban dejando de ser compatibles.

Además, cómo había sacado unas notas impresionantes en 5 de primaria... pues decidimos regalarle un teléfono móvil nuevo.

Obviamente no le regalamos un iPhone. En casa tenemos todo de lo que ahora llaman el "ecosistema Apple"... pero también tenemos lo que en Galicia llamamos "sentidiño".

No le veo mucho sentido a regalarle a un niño de 10 años un teléfono al que no le va a sacar partido y que cuesta muchísimo más de lo que lo que puede justificar el uso que le va a dar. 

¿Qué también podíamos decir esto de muchos adultos? Cierto. Por eso precisamente les recomendé a mis padres que no comprasen un iPhone nuevo cuando iban a cambiar el teléfono. Pero eso es otra historia.

Lo llevé a la tienda Xiaomi que abrieron en A Coruña y le dejé que escogiese el teléfono que más le gustaba de entre los que el dependiente nos indicó que podrían adaptarse a el uso que se espera que le de un niño.

La verdad es que yo le hubiese comprado otro teléfono mejor, pero él no quiso porque "este es azul". A mi este argumento me convenció por completo. "Si piensa que un teléfono es mejor por el color, mejor no comprar el más caro" pensé.

Por si tenéis curiosidad, este es el teléfono que se compró:

Xiaomi Mi A2 Lite azul para niño de 11 años


O sea, que me salió la cosa super-barata 😉...y lo cierto es que el móvil va genial.

Si tu hijo de 11 años tiene redes sociales, algo estás haciendo mal.

Esto es lo que pensé después de darle vueltas a lo que ocurrió el sábado.

Llego a buscar a Alonso a un centro comercial en el que habían merendado en la celebración de un cumpleaños.

Mientras recogía al niño y charlaba un poco con los padres del "cumpleañero" me veo a unas niñas de clase de Alonso haciéndose selfies.

Hasta ahí todo normal. Las niñas de 11 años son eso: niñas... y no me extraño que fuesen un poco presumidas y quisiesen hacerse las mayores sacándose selfies en los que ponen caras y poses.

Lo que me dejó un poco frío es que luego vi que tenían instalado Instagram y, no podría jurarlo, pero creo que estaban subiendo esas fotos a su cuenta de Instagram. 😱



En el momento no le quise dar más importancia. Recogí a Alonso. Felicitamos de nuevo al homenajeado y nos fuimos.

Poco tardó en llegar la segunda "bomba".

Todavía en las escaleras mecánicas Alonso me cogió la mano y me dijo: "Papá, ¿por qué yo no tengo Whatsapp?"

Uy, uy, uy!

Que conste que Alonso tiene Telegram. Pero Whatsapp es diferente.

Claro, muchos me direis: "¿Y si tiene Telegram por qué no puede tener Whatsapp?

Pues por varias razones.

Razones por las que un niño no debe usar Whatsapp

La primera, Telegram es una aplicación que ofrece una mayor privacidad y es más segura. A esas edades los niños son ingenuos y lo que más necesitan es eso: seguridad y privacidad.

Pero si eso no te convence te daré otra razón más contundente:

Whatsapp no permite su uso a personas menores de 16 años (por algo será). Es más, si detecta que un usuario es menor de esa edad te desactiva la cuenta, así sin más. Puedes ver las condiciones de uso de Whatsapp aquí.

Requisitos de edad. Para usar WhatsApp, debes tener al menos 16 años de edad.

Telegram, sin embargo, no establece ese límite de edad.

De cualquier forma, si te soy sincero, lo que más me preocupa no es el uso del Whatsapp.

Niños que utilizan YouTube

Reconozco que con YouTube me vi un poco con el "corazón partido".

Por un lado, Alonso ya utiliza YouTube en el iPad.

Por otro lado, Alonso no tiene edad para utilizar YouTube.

Apple es una marca que me gusta mucho, pero hay que reconocer que en esto Google les está dando una lección.

A pesar de configurar un dispositivo Apple con el ID de un menor Apple te permite instalar la app de YouTube. Además, los dispositivos Apple también te dejan navegar por el sitio de YouTube sin restrincción.

Google, en cambio, hace que Android impida la instalación de la app de YouTube (aunque los papás se empeñen) y también impide que el menor navegue por la versión web del navegador.

Por otro lado, las normas de uso de Google respecto a YouTube lo dejan muy claro en Europa:

Los niños menores de 13 años solo pueden usar la app de YouTube Kids

Y además explica por qué: "Nota: La app de YouTube y otros productos y funciones de la plataforma no se diseñaron ni adaptaron para niños. Por lo tanto, es posible que tu hijo los use para comunicarse con otras personas o para buscar contenido que podrías considerar inapropiado.  Cuando tu hijo use YouTube, podrá acceder a las funciones de la plataforma como cualquier otro usuario. Podrá crear su propio canal, subir y compartir de forma pública videos y transmisiones en directo, agregar comentarios y usar el chat en vivo, entre otras funciones."

Así que, cuando me encuentro con que muchos padres de compañeros de Alonso en el colegio les permiten tener YouTube en el móvil (o peor: mantener su propio canal) me pregunto: ¿De verdad soy yo el raro o es que la gente es muy despreocupada?



La presión de los niños a esta edad es muy grande, eso lo sabemos todos. Pero yo creo que ceder a esa presión no es la solución, aunque a veces es hasta comprensible.

¿Niños de 11 años utilizando Instagram?

Instagram (de Facebook) establece en sus condiciones de uso que se debe de tener, al menos, 13 años para poder utilizar la cuenta.

A lo mejor estoy un poco equivocado, pero para mi el caso de Instagram es incluso peor porque la red se basa en publicar fotos propias y que los demás las comenten o las valoren. Esto es carne de cañon para el cyberbullyng.

Si tu peque te insiste con esa constancia con la que lo hacen los peques, seguramente te acabarás planteando preguntas como estas en algunos momentos.

¿Puedes saltarte la normativa de la plataforma?

Pues cómo en todos estos casos la respuesta corta es: sí, mintiendo sobre la edad.

¿Tiene consecuencias? 

Pues otra vez sí. La propia plataforma te puede inhabilitar la cuenta. Esto puede ser más problemático si el número de seguidores ya es considerable o si la cuenta va asociada a una cuenta de correo en la que ya se reciben comunicaciones o que se ha compartido con contactos.

Pero, tal vez, la única pregunta que deberías plantearte sería: ¿Puede beneficiar más o perjudicar más a mi hijo saltarme estas normas?

Mi conclusión... por el momento

No puedo jurar que no claudicaré y que mi hijo será el único que no utilice esas redes sociales en su grupo de amigos. Que cómo un "sabio" que conozco dijo una vez:
Nunca digas 'de ese agua no beberé'... aunque tengas un orinal en la mano
Que ahora mismo pienso que los demás están equivocados y ellos son los que deberían de cambiar: CIERTO

Que soy consciente de que aquellos niños de 11 que tienen redes sociales ahora no las van a cerrar para abrirlas en 2 años de nuevo: También CIERTO

Que a lo mejor llega un momento en el que digo: "¡Qué demonios! Si total son un par de años ¿que va a cambiar?" ...POSIBLE pero no deseable.

En fin, que nadie dijo que criar hijos fuese fácil. Pero si encima intervienen elementos que nosotros no tuvimos en nuestra infancia tan poderosos como las redes sociales... ahí la cosa se complica aún más.
_____________
Fuente de las imagenes: Foto de Niños creado por freepik - www.freepik.es